martes, 18 de marzo de 2014

China flexibiliza la cotización del yuan y lleva a la divisa a mínimos en 11 meses


El yuan ha caído a su nivel más bajo frente al dólar después de la decisión del Gobierno de China de flexibilizar la cotización de la divisa del país. El pasado sábado, el Banco central de China informó de que partir de este lunes la banda en la que la moneda puede fluctuar libremente se amplía hasta el 2%, lo que supone duplicar el rango que tenía hasta ahora el yuan.

El Gabinete del primer ministro Premier Li Keqiang ha incluido el movimiento dentro de su estrategia política de 2014 y que prevé dar más peso en la intervenida economía china a las fuerzas del mercado. Sin embargo, este gesto de liberalización sobre la divisa, que en cualquier caso sigue fijada a los parámetros impuestos por Pekín, es vista con preocupación desde los inversores extranjeros. El motivo de ello es que supone un mayor aumento de la volatilidad, algo con lo que no contaban hasta estas últimas semanas y que obliga a replantear su exposición a China.

Además, llega en pleno aumento de las dudas sobre la economía del país, las tensiones de crédito y la aparición de las primeras quiebras en el tejido empresarial de la segunda potencia mundial. Junto a ello, también está sufriendo un desplome de las exportaciones, algo que debería paliar algo la devaluación de la moneda y el consecuente recorte de precio de sus mercancías.

Según datos recogidos por Bloomberg, el cambio del yuan frente al dólar ha llegado a ceder hasta un 0,51% en los mercados de fuera de China, hasta intercambiarse por 0,61818 unidades de la divisa estadounidense, su nivel más bajo desde abril de 2013.

Con la caída de este lunes, ajuste que se suma al de principios de mes —cuando sufrió una pérdida intradía del 0,86% sin igual en 20 años—, el yuan ha vivido un giro radical en la apreciación imparable que acumula desde que se fijó su tipo de cambio en 2005. También, ha supuesto un recordatorio a los inversores de que el mercado cambiario tiene doble dirección, de subida y de bajada, algo que parecían haber olvidado en el caso del yuan.

Fuente: El País

No hay comentarios:

Publicar un comentario