viernes, 10 de enero de 2014

La industria espacial de China espera mayor penetración en Latinoamérica



XICHANG, Sichuan, (Xinhua) -- La futura cooperación entre China y América Latina en el sector espacial se desarrollará con mayor facilidad gracia al exitoso lanzamiento del primer satélite de comunicaciones de Bolivia, afirmó He Xing, vicepresidente de China Great Wall Industry Corporation (CGWIC, por sus siglas en inglés).

Durante una entrevista concedida a medios de comunicación chinos antes del lanzamiento del satélite Túpac Katari (TKSAT-1), He destacó la competitividad, las características y las ventajas de su empresa en el área, la única autorizada en la comercialización de productos espaciales del país asiático.

"Sudamérica siempre ha sido un mercado muy importante para nosotros y en cuestión de satélites, teniendo en cuenta las condiciones sociales y económicas de la región, así como las buenas relaciones que hemos mantenido entre ambas partes", comentó He.

El TKSAT-1 entró en la órbita planeada en la madrugada del sábado 21/12, 26 minutos después de ser lanzado a las 00:42 horas desde el Centro de Lanzamiento de Satélites de Xichang, en el suroeste de China. El satélite ofrecerá servicios en marzo de 2014.

Según He, la cooperación espacial entre China y Latinoamérica comenzó en la década de los 90 del siglo pasado con proyectos de sátelites de recursos con Brasil. Después del lanzamiento de un satélite de Venezuela en 2008, comenzaron contactos con Perú, Colombia y Chile en el tema.

"Con el tiempo, hemos desarrollado un interesante modelo de cooperación con el mundo, especialmente con los países en vía de desarrollo, caracterizado por la oferta de paquete completo", explicó He.

"No nos limitamos en elaborar un aparato, sino una serie de servicios de apoyo para garantizar su uso, para que se beneficie verdaderamente de la tecnología espacial", comentó Li Jingtao, diseñador en jefe del proyecto del TKSAT-1.

Li recordó el fuerte interés y las anciosas necesidades por el satélite que vio durante sus visitas a Bolivia. "Vimos una gran confianza que nos depositan, a ella le devolvemos nuestros arduos trabajos para hacerse de realidad sus aspiraciones", dijo.

Un paquete completo de servicios que ofrece CGWIC a los clientes internacionales contiene generalmente la fabricación y el lanzamiento del satélite, la construcción de las estaciones terrestres, la asesoría en seguro y la capacitación de ingenieros en el control y manejo del aparato espacial, entre otros.

"De esta manera, los clientes pueden captar rápidamente las técnicas. Hoy la empresa presta una creciente importancia a la construcción de las terminales y las redes de comunicaciones, así como los servicios de formación y asesoría, lo que aumenta en gran medida el valor del cliente", agregó He.

Por su parte, Iván Zambrana, director de la Agencia Boliviana Espacial, calificó de "gran orgullo" que el satélite despierta entre los bolivianos. "Por la primera vez, Bolivia llegará al espacio como un país", aseguró a Xinhua durante una charla antes del lanzamiento.

Zambrana destacó la amistosa cooperación con China y reiteró que para su segundo satélite, de observación de la Tierra, "China es naturalmente una de las primeras opciones".

He destacó los principios de respeto mutuo y beneficio compartido en dicha cooperación, recordando la "gran responsabilidad" a lo largo del proyecto dada la confianza que depositan los clientes a los científicos chinos.

He subrayó el reconocimiento mundial a la competitividad de China en el sector espacial, reflejado en las primas, que han bajado a una tasa inferior al 10 por ciento de la inversión total, comparada con la superior al 20 por ciento unos cinco años atrás.

"En su calidad de una potencia espacial, China está comprometida a un desarrollo continuo en busca del beneficio compartido por toda la humanidad y en eso estamos trabajando", destacó He.

El TKSAT-1 es el quinto satélite chino de comunicaciones para usuarios internacionales y el segundo puesto en órbita para un cliente latinoamericano. A partir de 1986, año cuando China comenzó los negocios internacionales de productos espaciales, se ha realizado 39 lanzamientos internacionales, enviando al espacio 45 satélites.

En la actualidad, la CGWIC está manejando ocho similares contratos sobre la construcción y el lanzamiento de satélites, reveló He.

Fuente: Xinhua Español

No hay comentarios:

Publicar un comentario