martes, 24 de diciembre de 2013

Shèng dàn kuài le! ¡Feliz Navidad!

Para todos aquellos que nos siguen, para los que están lejos de casa en estas fechas, para los que tienen la suerte de compartir con la gente querida....

lunes, 23 de diciembre de 2013

Mirando hacia el 2014: Estados Unidos y China marcan el camino


Estados Unidos y China determinarán el ritmo de crecimiento mundial en 2014. Se espera que la economía mundial crezca un 3% el año que viene, según las previsiones del Banco Mundial. Pero las tasas de crecimiento varían ampliamente en todo el mundo, y también lo hacen las contribuciones de los distintos países. La recuperación de América del Norte significa que casi un 25% del crecimiento total del PIB mundial será suyo, según los cálculos de Breakingviews. Aunque la economía china es mucho más pequeña, si logra la tasa de crecimiento prevista de cerca de 8% hará una contribución similar.

La dependencia del mundo de estas dos dinamos es en parte un reflejo del débil crecimiento en otros lugares. La participación de Europa en la producción global es la misma que la de Norteamérica, pero se espera que el continente se expanda poco más de un 1% el próximo año. La economía de Japón, por su parte, es solo un poco menor que la de China. Sin embargo, incluso con la ayuda del renacimiento de las Abenomics [políticas económicas del primer ministro nipón] se espera que crezca un 1,4%, lo que significa que su participación en el crecimiento global será solo del 4%.

Los cálculos también muestran lo sensibles que son las previsiones a los cambios en las tasas de crecimiento. Cualquier aceleración o desaceleración en Estados Unidos se notará en el resto del mundo –a través del comercio y la inversión, y de los cambios en la política de impresión de dinero de la Reserva Federal–. Si la economía de China creciera un decepcionante 6%, rebajaría unos 20 puntos básicos el crecimiento mundial. Una aceleración relativamente pequeña en la tasa europea, hasta el 1,8%, impulsaría el crecimiento global en la misma cantidad.

Las fortunas de los mercados emergentes como India y Brasil atraerán un gran interés, sobre todo si la Fed comienza a cerrar el grifo de dólares baratos. Pero para establecer la dirección general de la economía mundial, estos países apenas aparecen. Según las previsiones actuales, el crecimiento global es en gran medida una carrera de dos caballos.

Fuente: Noticias.com

viernes, 13 de diciembre de 2013

China planta en América Latina su nuevo impulso pro mercado



El nuevo empujón de China hacia la apertura económica y las ideas de mercado se dirige a América Latina y, con especial énfasis, a hombros de la empresa privada a ambos lados del Pacífico. Todo ha quedado explícito en la VII Cumbre Empresarial China, América Latina y el Caribe que se realizó por primera vez en el istmo centroamericano y dos semanas después de las reformas anunciadas por Pekín en el Tercer Pleno del 18° Comité Central del Partido Comunista Chino (PCCh).

Unos 800 empresarios chinos y latinoamericanos, interesados en el entusiasta crecimiento del comercio bilateral en este siglo —se multiplicó por 21 entre 2000 y 20012— celebraron su encuentro en San José a tono con el mensaje que trajo Wang Quinmin, vicepresidente de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino, órgano asesor del PCCh. “En la ampliación de la apertura es donde reside el potencial del comercio entre ambos lados”, declaró Wang antes de proponer trazar entre China y América la “ruta de la seda marítima del siglo XXI”.

Con las economías frenadas de Estados Unidos y la Unión Europea, China no quiere dejar espacios vacíos. El plan es consolidar un “círculo empresarial” basado en una plataforma que ya cuenta con tres tratados de libre comercio (TLC) bilaterales firmados y vigentes de Pekín con Chile, con Perú y con Costa Rica. La sede de la cumbre fue este país, con el que estableció relaciones diplomáticas en 2007 y desde entonces sirve como base diplomática centroamericana para el gobierno chino, que no cesa de abrir camino para sus empresas privadas en el centro del continente.

Más de 1.500 reuniones y numerosos proyectos de negocios se impulsaron en la cumbre, según la ministra de Comercio Exterior de Costa Rica, Anabel González, consciente de que los encuentros en esta ocasión tuvieron el impulso de los trascendentales anuncios del gobierno de Xi Jinping, abocados a profundizar el crecimiento basado en la liberación del mercado por la ruta reformista que orientó en 1978 Deng Xiaoping, tras los años de encierro político y comercial en la China de Mao Zedong.

China quiere más mercado y los astros parecen alinearse en dirección a América Latina, que también pretende compensar los espacios desocupados por la ralentización estadounidense y europea. “En esta coyuntura internacional, China es una opción muy valiosa”, resumió González, una de las principales negociadoras del TLC de Centroamérica con Estados Unidos. La economía en este lado del Pacífico tampoco se preocupa demasiado por el color del gato, usando la famosa parábola de Deng.

“Es una relación joven, pero con mucho potencial”, añadió González sobre los negocios de empresas chinas con las de Latino-américa, una región cuyas expectativas de crecimiento económica son ahora cautelosas después de una década en que duplicó el crecimiento de los 80 y los 90. La primera década del siglo XXI resultó favorable para el subcontinente, un lapso que coincide con la escalada en el intercambio comercial con China, que pasó de 12.000 millones de dólares en el año 2000 a 250.000 millones de dólares en el año 2012, según las cifras mencionadas durante la cumbre. Ahora es el segundo socio comercial de la región, detrás de Estados Unidos.

“Vamos a orientar a las empresas a actualizar paulatinamente su cadena productiva, explotar nuevos mercados y mejorar el valor añadido de sus productos mediante la ampliación de inversiones (…) China y América Latina deben perseverar en el principio de apertura”, pronunció Wang antes de concretar más la táctica: “es preciso reforzar la auto restricción a la hora de recurrir a medidas que restrinjan la normal competencia del mercado”. O sea, dejémoslo ser.

China, el tercer país origen de inversión extranjera en el mundo, pretende cultivar más en América Latina, a pesar de las carencias que esta región arrastra en su infraestructura. En la mira está el sector de telecomunicaciones y energías hidráulicas, además del transporte aéreo y marítimo, con especial énfasis en logística. González agregó la manufactura y la agroindustria, como señales de que “la inversión china se ha ido diversificando más allá de la explotación de recursos naturales”.

China simplificará los trámites de aprobación administrativa, ampliará los incentivos y las orientaciones para impulsar más compañías chinas a salir al exterior”, prometió Wang. En frente, el público sabía que, pese la decidida apuesta por liberalizar las inversiones, los empresarios chinos siguen en buena medida la dirección que apunte el índice del Estado chino.

Pekín cumplió ya cinco años de haberse incorporado al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) como miembro donante. Se unió en el 2008 con un aporte inicial de 350 millones de dólares. También es miembro observador de la Organización de Estados Americanos (OEA) desde 2004.

Fuente: El País Internacional

martes, 3 de diciembre de 2013

China abre una terminal aérea futurista



Por Hiufu Wong

(CNNTravel) - Cierra la boca. Es la nueva terminal avant garde y ecoamigable del Aeropuerto Internacional Bao’an, en Shenzhen, en el sureste de China.

Estel edificio futurista, a 40 kilómetros de Hong Kong, reemplaza a tres terminales de aeropuerto, que cerraron operaciones este miércoles después de tres pruebas en la nueva instalación.

La nueva terminal de Shenzhen, diseñada por la empresa italiana de arquitectura, FUKSAS, se parece a una mobula, comúnmente conocida como una raya voladora.

¿La conexión?: la palabra china que significa “bendito” suena como “mobula”.

La nueva terminal, cuya construcción costó 1.400 millones de dólares, según reportes, es tres veces más grande que las actuales terminales combinadas y ofrece espacio para 76 aviones.

La terminal tiene 200 mostradores para registrarse y aproximadamente 200 tiendas.

La nueva terminal mide 451.000 metros cuadrados. Aunque está lejos de ser la más grande en China (la nueva Terminal 3 de Beijing mide aproximadamente el doble), podría ser una de las más verdes.

Es el primer aeropuerto de China que tiene una planta de energía solar de 10 megavatios, equivalente a la energía que consumen 10.000 hogares en un mes.

Las ventanas del techo, en forma de panal, permiten la máxima penetración de luz solar, lo que reduce el consumo de energía.

El agua de lluvia es recolectada y se recicla en los inodoros y para regar las plantas que hay adentro.

También tiene 116 columnas en forma de árbol que cumplen tres tareas: aire acondicionado, sistema de megafonía y equipo contra incendios.

Fuente: cnn