viernes, 6 de septiembre de 2013

MBA con acento mandarín


Por: Ruth Ugalde. Madrid
Fuente: Expansión - Especial China

El gigante asiático se ha convertido en el nuevo maná de las empresas..., y de los empresarios, que acuden a las escuelas de negocios más prestigiosas de España en busca de formación y buenos profesionales. Éstas, a su vez, están sellando acuerdos con centros chinos.

China es el país de moda, el nuevo maná empresarial, el tema de debate estrella en las reuniones encorbatadas. Pero también es un gigante desconocido, con una cultura ancestral, muy diferente, que rompe el molde tradicional de hacer negocios.

Este complejo escenario se ha convertido en una verdadera oportunidad para las grandes escuelas de negocios españolas, IESE, Instituto de Empresa y Esade, que han encontrado tras la Gran Muralla un mercado enorme donde exportar su docencia y del que nutrirse.

El creciente interés de las compañías españolas por entrar en China ha multiplicado las llamadas a estos centros de formación ejecutiva, en busca de ideas, consejos y profesionales capacitados.

Además, los 1.300 millones de habitantes y el aún paupérrimo nivel formativo chino siluetean un mercado todavía virgen en el campo de la docencia. Un estudio de la consultora estratégica Roland Berger señala que, en 2002, el país asiático apenas contaba con nueve millones de universitarios. No obstante, el interés por las Ciencias se ha disparado, hasta el punto de que China formó 590.000 ingenieros y científicos ese mismo año, 70.000 más que Estados Unidos y 110.000 más que Europa.


Armada española

IESE, la escuela de negocios de la Universidad de Navarra, despertó al mercado chino hace más de veinte años. “En 1984, empezamos a analizar las posibilidades que ofrecía China. Tardamos diez años en ver si era realmente una oportunidad. Pero, a principios de los noventa, ya no teníamos ninguna duda”, señala Pedro Nueno, profesor de IESE y presidente ejecutivo de China Europe International Business School (Ceibs).

Considerada la mejor escuela de negocios asiática, según el ránking que elabora el diario británico Financial Times, Ceibs es una iniciativa de la Unión Europea que, en 1994, acordó con el Gobierno chino la creación de un gran centro de formación ejecutiva.

Bruselas financió el proyecto y eligió a IESE, junto con la británica London Business School y la francesa Insead, para crear un claustro internacional en Pekín. Posteriormente, coincidiendo con el desarrollo industrial de Shanghai, la escuela se trasladó a esa ciudad.

Actualmente, IESE cuenta con diez docentes que imparten clases en China. Instituto de Empresa (IE) y Esade también han colaborado en el desarrollo de Ceibs.

Durante dos años, el IE tuvo un proyecto de intercambio de estudiantes con CEIBS, que prevé volver a retomar. Esade, por su parte, figura entre las escuelas socias del centro chino, con el que mantiene programas de intercambio de estudiantes del MBA. Además, algunos profesores de la escuela catalana, como Xavier Mena y Roger Bell, han sido visitantes de Ceibs.


Creciente competencia

El despertar chino al mundo de los negocios ha traído consigo un creciente interés por la formación ejecutiva. Poco a poco, las universidades del país están elevando sus niveles de calidad y cada vez cuentan con más jugadores en los rankings internacionales de escuelas de negocios.

Aunque Ceibs está considerado el centro de mayor prestigio (ocupa el puesto 22 del ránking de Financial Times), también destaca la Universidad de Ciencia y Tecnología de Hong Kong, en el puesto 44, y la Universidad China de Hong Kong, en el 69.

Además, la canadiense Ivey, la escuela de negocios de la Universidad de Ontario, posee un campus en China.

“Los MBA de las universidades chinas son muy recientes”, señala Gonzalo Garland, director de Relaciones Externas del IE. “Pero la calidad de los programas y el claustro están mejorando mucho”, añade, convencido de que “las escuelas chinas son un actor a tener en cuenta”.


Los bufetes siguen la estela de sus clientes

Aunque el mercado legal español ha mejorado de forma considerable su volumen de negocio en el último año, los despachos españoles de abogados tratan de abrir nuevas fronteras. Y, en sus planes, los letrados no han sido ajenos al boom económico que se atisba en China. Aunque son muchas las firmas internacionales que desde hace varios años tienen sus propias oficinas en el país asiático, ahora son los bufetes españoles los que buscan acomodo allí. Varios despachos medianos ya habían comenzado hace unos años sus trabajos con empresas españolas que querían abrir vías comerciales con China.

Es el caso del despacho de Barcelona, Herrero Advocats. Ahora, los grandes también se han lanzado a la aventura asiática. Garrigues, el despacho más grande de Europa continental, ha nombrado recientemente al que será el socio director de la oficina de la firma en China, Francisco Soler. Junto con él estará Begoña Suso, fichada recientemente de Gómez-Acebo & Pombo. Además, Garrigues ha comenzado el proceso para incorporar abogados chinos a la oficina de Shanghai, tal y como exige la legislación del país asiático.

Uno de sus competidores, Cuatrecasas, también ha comenzado a dar los primeros pasos para abrir oficina en China. El presidente del bufete, Emilio Cuatrecasas, y el director general, Rafael Fontana, han estado hace poco en el país asiático iniciando los contactos para poner en marcha una oficina propia en China.


Sin oficinas, de momento

También con la mirada puesta en este país, pero sin abrir oficina, están firmas como Mariscal & Asociados o Tax & Law. PricewaterhouseCoopers, por su parte, anunció ayer la creación de un centro de inversiones entre Europa y China, para canalizar las inversiones de las compañías europeas en el país asiático. Antonio Bañón, socio de Landwell, el despacho de abogados de la firma, será el representante español.


Visionaria y decana

En 1994, IESE acudió a la llamada de la Unión Europea para poner en marcha China Europe International Business School (Ceibs). Una década más tarde, es la escuela de negocios más prestigiosa del país y una de las más importantes del mundo.

Una reputación que se ha labrado, en gran parte, gracias a la colaboración de IESE, con quien sigue manteniendo estrechos lazos. El centro español cuenta con una decena de profesores que realizan cursos en Ceibs. Además, desde el pasado mes de septiembre, imparten conjuntamente un Programa de Alta Dirección (PADE), dirigido a profesionales de grandes multinacionales en Shanghai, con una semana residencial en el campus de IESE en Barcelona. Esta alianza se suma a la colaboración que ya tenían en programas in company (cursos hechos a medida para una empresa).

A estas tres iniciativas se ha añadido, en la última edición del Executive MBA (EMBA), la inclusión de una semana intensiva en Shanghai, que se suma a la que ya tenía en Michigan (Estados Unidos). Además, los estudiantes del EMBA de Ceibs pueden disfrutar de una semana en el campus madrileño de IESE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario